Antojos Premamá

Tabaco y alcohol: ¿qué daños provocan en el feto?

Por todas es conocido que el tabaco y el alcohol son muy perjudiciales para nuestro bebé, sin embargo, ¿sabemos realmente cuánto y de forma concreta o tan sólo dejamos de tomar debido a la presión social del entorno? En el artículo de hoy os vamos a explicar de forma clara cómo afecta el consumo de estas drogas al desarrollo del feto.

El alcohol puede provocar defectos físicos en el feto y afectar al bebé en el futuro con problemas emocionales y de aprendizaje.

El tabaco por su parte afecta de forma directa al crecimiento del bebé en el útero materno. El problema radica en que cada cigarrillo hace que se reduzca el aporte sanguíneo a la placenta y para contrarrestar esta situación aumenta la frecuencia cardiaca del feto. Además se reduce el oxígeno que le llega al bebé, lo cual afecta directamente al crecimiento. De media los bebes de fumadoras pesan unos 180 mg menos en el alumbramiento.

El tabaco también provoca partos prematuros, hemorragias e incrementa el riesgo de aborto y en cuanto a defectos físicos aumenta el riesgo de labio leporino, enfermedades crónicas respiratorias como el asma y aumenta el riesgo de que padezcan cánceres en la zona renal.

Los datos están ahí. Cada sorbo de alcohol o calada a un cigarrillo resta vida a ambos. No lo tomes a la ligera.

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *